Lo que necesitas saber de la nueva Orden Ministerial que regula el crédito revolving

Una Orden Ministerial es una norma emitida por cualquiera de los ministerios del Gobierno de España cuyo objetivo es regular el funcionamiento de un sector de actividad concreto, como el financiero.
                                                                      
Ahora que ya estás más familiarizado con el concepto, vamos a explicarte todo lo que necesitas saber sobre la nueva Orden Ministerial ETD/699/2020 de 24 de julio, publicada en el BOE el día 27 de julio de 2020. En resumen, ¿a qué productos financieros aplica y cómo afecta a las entidades bancarias y a sus clientes? ¡Sigue leyendo para enterarte de todo!

¿A qué productos financieros afecta?

Las reglas de la nueva Orden Ministerial se aplican a los créditos revolving, más concretamente a las tarjetas de crédito revolving.
                                                                      
Según la nueva normativa, los bancos tienen el deber de informar a los clientes, de forma transparente y detallada, sobre sus productos y específicamente sobre las condiciones del contrato del crédito revolving, con información periódica que incluya el detalle del crédito (importe, plazo de amortización, etc.)
                                                                      
Esto sucede porque los créditos revolving tienen la particularidad de que pueden ser prorrogados automáticamente, ya que el importe de las cuotas destinadas a la amortización del capital que el cliente abona de forma periódica vuelve a formar parte del crédito disponible. Sobre el crédito dispuesto se aplica el tipo de interés pactado y en ocasiones, si se producen impagos, estas cantidades se capitalizan mediante nuevas disposiciones del crédito que, a su vez, generarán intereses.
                                                                      
De esta forma, surge la necesidad de adoptar medidas que velen por la seguridad de acreedores y beneficiarios, un proceso que pasa por varias modificaciones, concretamente en la comunicación, transparencia, evaluación de la solvencia y aplicación de valores límite.

¿Qué supone para las entidades y clientes?

La nueva Orden Ministerial modifica la regulación referente a la evaluación de la capacidad de pago de los clientes y la transparencia de la comunicación entre bancos y clientes.
                                                                      
Con estos cambios, el objetivo es proteger los intereses de los clientes y de las propias instituciones bancarias, reduciendo el riesgo de prórroga indefinida de los créditos y del pago de las respectivas deudas, situaciones que pueden derivar en endeudamientos excesivos.

Mejora de los estudios crediticios

Con el fin de evitar situaciones de sobreendeudamiento, las entidades financieras pasan a mejorar la información de la que disponen para realizar los estudios crediticios que determinan la viabilidad de los créditos que van a conceder. En otras palabras, se refuerzan las medidas para evaluar si los clientes tienen capacidad para asumir el pago antes de concederles el préstamo o crédito.
                                                                      
Para ello, los clientes deben presentar la documentación adecuada relativa a sus ingresos, siempre que así lo solicite el banco en situaciones de proceso de aprobación o de modificaciones de las condiciones del crédito.

Mejora de la transparencia y la comunicación

Se incrementa y mejora la información que se da a los clientes antes y durante la contratación de productos financieros, con el objetivo de ser más transparentes.
                                                                      
Los bancos van a incluir nuevas comunicaciones detalladas referentes a los pagos, a los intereses y al plazo de pago de la deuda. El objetivo es que el cliente tenga suficiente información para adaptar sus pagos para conseguir pagar la deuda en 4 años.
                                                                      
Esto es una ventaja para ambas partes, puesto que permite que el cliente conozca a fondo todas las características del producto antes de adquirirlo, y tome así decisiones responsables y adaptadas a sus necesidades específicas.
                                                                      
Por otro lado, la mejora en la comunicación prevista por la nueva Orden Ministerial también favorece el uso correcto de los productos. En el caso de las tarjetas, por ejemplo, garantizar que el cliente comprende el funcionamiento del revolving ayuda a evitar endeudamientos causados por la falta de información.
                                                                      
Junto con estas modificaciones, se incorporan nuevos criterios relativos a mejorar la transparencia en la publicidad de los productos revolving, que deben seguir todas las entidades financieras.
                                                                      
¿Tienes más clara la nueva Orden Ministerial y lo que implica?

Recuerda, es muy importante que mantengas tus datos económicos y de empleo siempre actualizados con tu banco.

Si eres cliente de WiZink, puedes actualizar tus datos ahora:
  • Entra en wizink.es > Acceso Cliente o en la App
  • Accede a Área Personal > Datos económicos y de empleo
  • Y haz clic en Actualizar tus Datos