Los principales enemigos del ahorro

Tienes algo en mente. Algo para lo que necesitas ahorrar. Quizá disfrutar de la tranquilidad de no vivir en la cuerda floja. Quizás renovar tu hogar de arriba y abajo y darle ese toque industrial vintage tan maravilloso.
Quizás irte a la otra punta del planeta a empaparte de una cultura completamente diferente. Los motivos no importan. Lo que sí importa aquí, lo que te ha traído hoy hasta nosotros, es que no consigues alcanzar las cantidades que tienes en mente y tus ahorros no engordan como querrías. Una circunstancia muy común provocada, la mayoría de las veces, por cuatro villanos principales. Conozcámoslos en detalle.

Los principales enemigos del ahorro

8 Junio 2022

Desorganización

El caos nunca trae nada bueno. Mirar hacia otro lado esperando que los números armonicen mágicamente entre sí tal como deseas es simplemente demasiado optimista. ¿De verdad quieres optimizar tus ahorros y descubrirte con muuuuuuuuucho más dinero en unos meses o en unos años? Pues entonces vas a necesitar remangarte la camsieta y meterte en faena. En concreto, apunta cada uno de los ingresos y de los gastos que tienes cada mes. Ponlos negro sobre blanco. Comprende tus finanZas. De lo contrario, serás como uno de los personajes de Saramago en su Ensayo sobre la Ceguera.

Gastos hormiga

¿Te acuerdas de la película de Ant-Man y de lo difícil que era para sus enemigos golpearle cuando estaba con su modo diminuto activado? Pues eso es precisamente lo que ocurre con los gastos hormiga. Según explican desde Economipedia, enciclopedia digital sobre la economía, son "pequeñas sumas de dinero que gastas en placeres cotidianos" innecesarios y que, "por tratarse de bajas sumas de dinero, pasan desapercibidos". Y sin embargo, uno a uno, ¡día tras día!, van arañando números a tus ahorros. Desde el tabaco a las comidas
ultraprocesadas, pasando por las compras compulsivas, la calefacción excesivas o más canales de streaming de los que necesitas.

Imprevistos

Los gastos hormigas son como las propias hormigas: puedes tardar en verlas, pero una vez lo haces, están al alcance de tu mano fácilmente. Puedes cortarles el rollo de inmediato. Pero los gastos imprevistos aparecen de la nada. Una vez es un servicio de cerrajería porque te dejaste la llave de casa dentro. Otra vez, ¡un móvil nuevo porque el que tenías acabó sumergido en el fooooooondo del váter. Y otra vez es una endodoncia para matarte un nervio que está torturándote cruelmente.

 

Para que no te pillen por sorpresa, haz una media de los gastos imprevistos de los últimos meses a través de la consulta de los extractos de todos tus bancos y luego súmalo. En lo que respecta a WiZink, ya sabes que puedes consultar tus movimientos con unos cuantos clicks desde nuestra app. Una vez tengas los datos en tu mano y los sumes, podrás apartar la cantidad resultante. Es la manera más fáZil y práctica de no dejarse sorprender por este escurridizo enemigo.

Inflación

Los tres villanos anteriores pueden frustrar tus intentos de ahorro pero tienes el poder para derrotarlos por tu propia cuenta. La inflación es diferente. Es una situación macroeconómica que ocurre cuando aumentan los precios de los productos y de los servicios sin incremento de los salarios. Y en consecuencia, se produce una pérdida de poder adquisitivo: tu dinero vale menos porque puedes comprar menos con él. Como es logico, ¡tú no puedes luchar contra semejante monstruo!, pero sí puedes haber tu batalla individual. Según Business Insider, invertir, comprar en grandes cantidades y solicitar un aumento pueden ayudarte mucho.

Un aliado

En cualquier caso, el ahorro no es un sprint, sino una maratón. Eso significa que para hacerlo bien, debes perseguirlo sosegadamente y con mucha paciencia. ¿Pero qué ocurre si necesitas dinero ahora mismo para satisfaZer un capricho? ¿De verdad tienes que esperar un año para comprarte un iMac Pro? ¿No puedes irte a Estados Unidos ahora mismo a visitar a tu colega o a tu hijo? Claro que puedes. Porque en esta historia tú tienes un liado: WiZink y los beneficios de nuestras tarjetas, con las que disfrutar de su linea de crédito y con la posibilidad de, si lo quieres, aplazar las compras y pagos que hagas con ellas.

Además no tienen comisiones. ¡Toma ahí malditos gastos hormiga! ¿Que quieres más buenas noticias? Pues aquí tienes: nuestras tarjetas incluyen WiZink Extra, gracias al cual te devolveremos parte del dinero de tus compras. Que la vida, al fin y al cabo, está para viviiiirla. Por último, y si tienes metido entre ceja y ceja ahorrar a tope, recuerda que aquí en WiZink ofrecemos productos de ahorro que te ayudarán a optimizar tus ahorros.