Cómo prepararse para los gastos imprevistos

¿Has estado viviendo en la Tierra? ¿En nuestro mundo? ¿En la misma sociedad que todos? Entonces conocerás sobradamente lo que son los gastos imprevistos. Y en primera persona. Al fin y al cabo, son muchos los acontecimientos que pueden tener lugar de manera imprevisible en tu vida y que conllevan un desembolso económico inesperado. El problema es que estos gastos, tal como su propio nombre indica, no pueden anticiparse con precisión, de manera que no puedes estar preparado de manera particular para cada uno de ellos. Lo que sí puedes hacer, sin embargo, es adoptar estrategias generales que te permitan afrontarlos con independencia de cuáles sean.

Comó prepararse para los gastos imprevistos

5 Diciembre 2022

Principales gastos imprevistos

Existen elementos bastante comunes en la vida de las personas. Y es precisamente esa la razón por la que los principales gastos imprevistos que afrontarás a lo largo de tu vida coincidirán en buena medida con los del resto. En ese sentido, algunos de los más habituales son las reparaciones del coche, la reparación o substitución de grandes electrodomésticos como la nevera o la lavadora, las reparaciones del sistema de saneamiento de aguas residuales a causa de las fugas o de las obstrucciones, las del aire acondicionado o calefacción, las emergencias dentales, las emergencias veterinarias y los eventos sociales imprevistos como las bodas. Entre otros muchos…

Estrategias para afrontarlos

Que tendrás que lidiar con gastos económicos imprevistos es prácticamente una certeza. Y no estar preparado para afrontarlos representa un serio problema. Después de todo, son gastos que tienes que hacer necesariamente. No puedes escapar de ellos, lo que significa que tus finanzas pagarán las consecuencias y necesitarás tiempo y esfuerzo para recuperarte. Por supuesto, desde WiZink vamos a dibujarte un escenario alternativo.

Identifícalos correctamente

Unas líneas más arriba hemos hablado de los gastos imprevistos más habituales. Y la realidad es que muchos de ellos sobrevuelan sobre tus finanzas. Pero otros son opcionales. Quizá tengas aerotermia en casa. Quizá no. Quizá tengas perro. Quizá no. Quizá tengas amigos que se casan. Y quizá no. Así que observa a tu alrededor, contempla con detalle y encuentra aquellas cosas que podrían requerir un gasto bajo algunas circunstancias. De ese modo podrás tener una idea aproximada de los focos de riesgo que hay en tu vida.

Revisa las coberturas de tus seguros

Contratar un seguro resulta verdaderamente inteligente en muchas ocasiones. Sin embargo, es muy habitual que las personas no lean en profundidad todas y cada una de las frases del contrato. ¿Resultado? A menudo desconocen qué reparaciones se encuentran cubiertas en sus seguros del hogar, en sus seguros del coche o en sus seguros de salud. Que no te ocurra a ti. Dedícale un tiempo. Consulta si algunos de los gastos imprevistos potenciales que descubriste en la fase de identificación pueden ser tachados de la lista porque corren a cargo de una aseguradora. Todo esto te ayudará para la siguiente fase clave: la de la creación de un fondo.

Desarrolla un fondo de emergencia

Ahora, una vez eliminadas de la lista las reparaciones o las atenciones médicas cubiertas por tus seguros contratados, tienes una lista más o menos definitiva de tus posibles gastos imprevistos. Y está claro que no tienes manera de conocer si se producirá solo uno, tres o toda la lista en uno de esos años malos. Pero no es habitual que se acumulen del tirón. Eso te da margen para ir conformando el colchón de emergencia poco a poco. En concreto, los expertos recomiendan dedicar a este fondo entre un 5% y un 10% del total del sueldo. Y, salvo que sea imprescindible, no lo toques incluso aunque no se produzcan gastos imprevistos. Porque llegarán.

Busca financiación extra con WiZink

Imaginemos diferentes situaciones. En la primera nunca desarrollaste estrategias para afrontar los gastos imprevistos y ahora no tienes liquidez para hacerles frente. En la segunda comenzaste a ahorrar para el fondo de emergencia pero los gastos han aparecido antes de que consiguieras alcanzar una cantidad satisfactoria. En la tercera el fondo de emergencia creado durante mucho tiempo resulta insuficiente porque los gastos imprevistos se han acumulado con muy mala fortuna. En todos estos casos, las tarjetas de crédito WiZink te permiten afrontarlos con tu línea de crédito y disponer de algo más de tiempo para pagarlos.

 

Y si es gasto supera los 3.000€, quizás te interese más un préstamo WiZink; Personal, Eco, Formación o Reforma… 4 finalidades para que puedas desbloquear ese imprevisto, ya.

 

Y es que, por algo somos el banco de las infinitas posibilidades.