La guía del Black Friday que necesitas este otoño

Estamos en octubre. El verano, con todos sus gastos, de los que ya te hablamos en otro de los artículos de Finanzas Descomplicadas, va quedando atrás como un bonito recuerdo. Es hora de mirar hacia adelante. Muy adelante: a las navidades. Y sí, nos imaginamos lo que debes andar pensando: queda muchííísimo para los villancicos, las reuniones familiares y los regalos envueltos. Demasiado. Pero una de las claves de la salud financiera es, como repetimos tan a menudo, la planificación. Y planificar tu Black Friday puede darte unas navidades bastante más sabrosas sin sabotear tus finanzas. Déjanos contarte todo lo que sabemos.

La guia del Black Friday que encessitas este otoño

29 Septiembre 2022

Las raíces del Black Friday

Filadelfia. 24 de noviembre de 1950. Ha transcurrido tan solo un día desde la celebración del tradicional Día de Acción de Gracias y la gente se echa a las calles para hacer sus compras de Navidad con tiempo. Hasta ahí todo normal. Sin embargo, ese mismo sábado la ciudad será sede de un partido histórico de fútbol americano entre el ejército y la marina. Nadie quiere perdérselo. Han venido personas de tooodos los rincones del país y también quieren aprovechar este bonito viernes para comprar con anticipación. Ni los agentes de policía ni ningún comerciante pueden descansar. Lo apodan el Viernes Negro.

 

Durante los años siguientes, los negocios de Filadelfia aprovechan el tirón comercial del nombre para intentar vender más. Las rebajas y descuentos se convierten en una norma en el cuarto viernes del mes de noviembre. Siempre en esa fecha. En el año 1975, el concepto da el salto al panorama nacional gracias a un artículo del prestigioso diario The New York Times. Muchísimas otras ciudades comienzan a hacer suya la tradición. A partir de 2005, se convierte en el día de mayor movimiento comercial del año. Para entonces ya no es un fenómeno exclusivo de Estados Unidos. Se trata de un día internacional.

Black Friday: ahorrar comprando

La esencia del Black Friday continúa siendo la misma varias décadas después. En concreto, cada cuarto viernes del mes de noviembre, solo un día después de Acción de Gracias, infinidad de minoristas y multinacionales rebajan los precios de sus productos para motivarte a adquirir lo que necesitas o deseas. También en España. En 2021, y según una investigación de Webloyalty, los españoles gastaron hasta 180 euros de media durante esta jornada tan especial. ¿En qué? En muchííímas cosas. Después de todo, el Black Friday no es un día de rebajas temático circunscrito a una industria específica. Hay rebajas en todo.

Consejos para aprovechar el Black Friday

Utiliza comparadores de precios

Esso días no te vendrá mal emplear extensiones de navegador como CamelCamelCamel o Honey, gracias a las cuales puedes acceder inmediatamente al historial de precios de los productos ofertados en línea.

Atento a las redes sociales

La mejor manera de descubrir las ofertas del Black Friday es en los sitios web de las tiendas puesto que la inmensa mayoría disponen de secciones habilitadas específicamente para ello. Pero es un trabajazo. Especialmente si estás dispuesto a contemplar muuuchas marcas diferentes. ¿Solución? Síguelas todas en las principales redes sociales. Incluso si solo es para este día. Primero, porque suelen publicar las ofertas, con lo cual tendrás un feed repleto de oportunidades. Y, segundo, porque a veces lanzan promociones exclusivas para quienes comparten las publicaciones o dan «me gusta» en determinado plazo de tiempo. ¡No te pierdas nada!

Cuenta con WiZink

Las rebajas del Viernes Negro son perfectas para cubrir necesidades concretas que llevas tiempo queriendo cubrir, disfrutar de algún capricho a un precio más económico o hacerte con los regalos de Navidad para tus seres queridos con un ahorro considerable. Y nada mejor que contar con una de las tarjetas de crédito de WiZink, y la línea de crédito que incluyen, para ello. Ninguna tiene comisión de emisión ni de mantenimiento y cuentan con un seguro de compra protegida. Ya sabes, por si algo va mal. Además, con ellas podrás elegir si financiar tus compras; una, varias, todas … o ninguna. Tú elijes1. Así que, si aun no tienes la tuya, elije la que mejor vaya contigo y pídela ya, que el tiempo corre y el Black Friday ya está aquí.