Principales ventajas de viajar en otoño

Mirar hacia atrás añorando tiempos pasados resulta de lo más improductivo. No importa cuánto hagas: aquellas tardes de vacaciones veraniegas no volverán hasta dentro de un año. Es así. Toca asumirlo. Y no solo para escapar de la melancolía, sino también para no dejar pasar las oportunidades que te ofrece el otoño. ¡Ay el otoño! Con sus colores imposibles, sus suelos repletos de hojas caídas y sus tenues rayos de sol colándose por las ventanas. Una época maravillosa para coger una mochilita y viajar. Y no estamos diciéndote que te vayas a la otra punta del mundo. No es necesario. De hecho, es el momento del año perfecto para pequeñas escapadas económicas a las zonas rurales.

Principales ventajas de viajar en otoño

18 Noviembre 2022

Mucho más económico

Marcarte un viajecito rural en otoño resulta mucho más barato. Y por partida doble. En primer lugar, porque el turismo rural, las escapadas a pequeños pero preciosos pueblos de los alrededores de tu ciudad y de tu comunidad, es bastaaante más asequible que el turismo continental y especialmente que el turismo internacional. En segundo lugar, porque son fechas en las que existe una menor demanda de habitaciones en los apartamentos, en los hostales y en los hoteles. Una vez salimos de la temporada alta, los precios disminuyen significativamente, lo que te permite viajar sin provocar terremotos en tu presupuesto mensual. Si además vas en coche y te llevas tu tarjeta Mastercard Porque TÚ vuelves de Cepsa, emitida por WiZink, el ahorro aumenta. ¡Aprovéchalo!

Bienvenida sea la tranquilidad

En otoño existe una menor demanda de alojamiento porque hay menos personas viajando. Pura lógica. Y eso se traduce en una mayor tranquilidad en los entornos a los que vas. Sobre todo si eliges pequeños pueblos, rincones de montaña y espacios rurales muy conectados a la naturaleza. Vivirás una desconexión más que saludable. Además, también te resultará muuucho más sencillo encontrar disponibilidad en las actividades que quieras realizar. Ya sean rutas senderistas con guía, rafting por un río o escalada. Eso es cosa tuya. Además, en otoño también se reducen los retrasos y las colas. Ah, y puedes viajar con un poquito más de flexibilidad. La improvisación no sale tan cara como en verano.

Y si quieres un plus de tranquilidad no olvides realizar el pago de cualquier medio de transporte con tu tarjeta de crédito WiZink y cuenta, con un seguro que garantizará tu viaje, tus objetos personales y cuidará de que todo salga bien.

Bendita temperatura

Europa ha experimentado este 2022 su verano más caluroso desde 1880, el primer año en que se comenzaron a registrar las temperaturas. Y España lo ha vivido con especial intensidad. ¿Imaginas pasear por un bosque español en pleno agosto? ¿Sentarte en una plaza en julio a 39 grados centígrados? Las cosas han sido difíciles para el ocio exterior. Y eso es un punto a favor del otoño: su llegada viene acompañada por una suavización de las temperaturas. Es la temporada del placer de estar a gusto con un pantalón largo y una sudadera. Además, este año, y según la Agencia Estatal de Meteorología, el otoño será menos frío. Así que probablemente haga un tiempo equilibrado genial.

Estampas irrepetibles

Todas las estaciones del año tienen sus cosas. El invierno y sus estampas nevadas. La primavera y sus estampas florales. El verano y sus estampas resplandecientes. Pero el otoño no se queda atrás. Piénsalo. Rescata de tu memoria esos paisajes de octubre y de noviembre e imagínate a ti caminando entre ellos. No hay una temporada con tanta magia. Con tanta bohemia. Con tanta introspección. No hay momento del año en el que puedas rodearte de tanto naranja, tanto rojo, tanto dorado y tanto marrón. Es encantador. Además, la luz del otoño es muy especial, con una tonalidad más clara que la veraniega. Empápate de ella. Seguro que tienes rincones cercanos perfectos para ello.

Todos los extras

Un gasto mucho más reducido. Mucha menos gente a tu alrededor enturbiando tu paz mental. Unas temperaturas menos exigentes que no te hacen querer ducharte cada veinte minutos. Y una belleZa incomparable. Razones más que suficientes para aprovechar el otoño y pegarse una aventura rural. Pero hay más. Porque el otoño también trae consigo las primeras chimeneas, algo que de alguna manera, quién sabe si por la relación ancestral del homo sapiens con la hoguera, te hace sentir muy relajado y en armonía con los demás. Y no solo eso: con octubre también llegan las deliciosas castañas, la recogida de setas y las calabazas en su máximo esplendor.

Ah, y si quieres un extra final, no olvides pagar tus gastos con tu tarjeta de crédito WiZink, porque incluye un Seguro gratuito de accidente y asistencia en viaje 24h para tu viaje y tus objetos personales.